Miles de individuos buscan las aguas cálidas del sur para hacer el amor.

Para seguir existiendo

Al finalizar la primavera y al comenzar el verano, tiene lugar en las costas del sur de Cádiz uno de los mayores espectáculos que la naturaleza nos puede ofrecer.

El atún rojo gigante pasa el invierno alimentándose en las frías aguas del Atlántico Norte para, al llegar el mes de Marzo, emprender una espectacular migración de más de 2.500 millas rumbo a las cálidas aguas del Mediterráneo para reproducirse. En grupos de cientos y miles, formando bancos o cardúmenes, se aproximan a las costas gaditanas aprovechando las fuertes corrientes marinas del Estrecho de Gibraltar hasta alcanzar su destino. Durante este viaje no comen, son puro instinto, y no se detienen ante nada… Este hecho fue conocido por fenicios, griegos y musulmanes, siendo los romanos los que establecieron la mayor industria atunera de la época en la zona: Baelo Claudia. Hoy día, se siguen empleando técnicas de pesca milenarias como son las Almadrabas.

Rafaela Carrá

“Para Hacer Bien El Amor Hay Que Venir Al Sur”

“Para hacer bien el amor hay que venir al sur para hacer bien el amor e ir donde estas tu sin amantes! quien se puede consolar sin amantes! esta vida es inferna…”

trama2